Muchas veces se piensa que no tenemos tiempo para realizar aunque sea una mínima rutina de ejercicios. Pero, una moderada pero constante actividad física pueden ser los ejercicios isométricos que se realizan, oponiendo un esfuerzo a un punto fijo.

Algunos de los beneficios de los ejercicios isométricos es que el realizar una fuerte contracción muscular nos favorece la circulación y la oxigenación de los tejidos.Cuáles son los ejercicios isométricos

A continuación algunos ejemplos de ejercicios isométricos, ten en cuenta que cada posición se mantiene contando hasta seis y se repite al menos cinco veces, inspirando al principio y expirando durante la contracción de los músculos.

Ejercicios isométricos:

Por las mañanas:
• Antes de levantarte, presiona la cabeza contra la almohada.

La hora de la ducha:
• Procura acostumbrarte a mantener contraídos los músculos abdominales.

En el auto:
• Cuando te encuentres parado en un semáforo, agarra el volante y haz como si lo jalaras hacia ti, de la misma manera puedes apretar las manos contra el techo.

En el escritorio:
• Aprieta las manos contra la orilla con todas tus fuerzas.
• Con las palmas y los antebrazos apoyados contra la superficie de trabajo, empuja con fuerza hacia abajo y mantén el esfuerzo.
• Apoya las manos en el escritorio, con el codo flexionado 90 grados y haz lo mismo que el ejercicio anterior, conseguirás reforzar los bíceps.

En el teléfono:
• Sujeta y mantén la cabeza cerca del auricular, relajándola.

Contra la pared:
• Párate y presiona como si quisieras empujarla hacia atrás.

Sentado en el suelo:
• Contrae los músculos de los muslos.

En cualquier lado:
• Contrae el puño de la izquierda contra la palma abierta, repite y después cambia de mano.

Sentado en cualquier lugar:
• Empuja las rodillas hacia atrás acercando los omóplatos.

GD Star Rating
loading...